Qué son las botellas de amor y cómo puedes llenarla

Qué son las botellas de amor y cómo puedes llenarlas

Qué son las botellas de amor y cómo puedes llenarla

¿Qué son las botellas de amor y cómo puedes llenarlas?

Los envases y empaques de plástico que no podemos evitar consumir, porque la mayoría de productos vienen allí o porque son necesarios en momentos donde necesitamos practicidad, pueden evitar desecharse y tener otra utilidad, mientras se reduce su impacto en el planeta. Gracias a las botellas o botellitas de amor, puedes disminuir los residuos plásticos y transformarlos en soluciones de vida.  

Botellas de Amor, es una iniciativa creada por la fundación con este mismo nombre, que tiene como objetivo ayudar a reducir el impacto de los residuos plásticos, transformándolos en beneficios para instituciones educativas y población vulnerable. Pues, se trata del llenado de botellas plásticas con empaques, paquetes y diferentes plásticos de un solo uso que desechamos en nuestros hogares. Todo esto para transformarlos en parques infantiles, mobiliario urbano y viviendas para poblaciones vulnerables.

Por qué llenar las botellas de amor

Porque al llenarlas reutilizamos las botellas, evitamos el desecho de hasta 17,5k de residuos plásticos que produce en promedio una sola persona al año y hacemos nuestro aporte personal, de una forma muy sencilla, para un mundo más sostenible. Pues, el plástico flexible se procesa para producir materia prima que sirve para la fabricación de listones de plástico reciclado (RPL) y con este se construyen las viviendas para poblaciones vulnerables y el mobiliario urbano que se dona a escuelas públicas y otros espacios que los necesitan.

¿Cómo llenar las botellas de amor?

Las botellas de amor se llenan muy fácil, simplemente cada vez que consumas algo con un empaque de plástico, uses un pitillo Festival, vayas a desechar tu cepillo de dientes o cualquier otro objeto que normalmente echarías a la basura, acuérdate de introducirlo en tu botellita.  

Usa una botella, que tenga tapa, de una bebida que ya hayas consumido, pues el objetivo es usar botellas reutilizadas. Se pueden elegir botellas plásticas de cualquier forma, tamaño o color, ya sea de suavizantes de ropa, detergentes, aceite de cocina, jugos, yogurt, entre otros. Las botellas de 1,5 lt son las más recomendadas porque son las que consumimos más a menudo, tienen mayor capacidad y facilidad de almacenamiento. 

Recipientes de plástico e icopor para alimentos:

Todo el plástico que consumes si no es desechado de manera correcta, llega a los océanos, sobre todo en las ciudades costeras. Por eso, haz un turismo responsable, si llevaste o compraste comida empacada en este tipo de recipientes, recoge y bota en un depósito de basura adecuado tus desechos. Si vives lejos de la playa, evita el uso de estos elementos, reduciendo el consumo de comida para llevar o a domicilio, no solo el planeta te lo agradecerá, también tu bolsillo.

Pero, también es ideal usar botellas de 5 litros, como las de suavizante o algunas de Yogur, ya que tienen una boca más grande y esto facilita el llenado de la botella. Recuerda, que cualquiera sirve, pero es importante es que estén bien llenas, compactas y con tapa. Incluso, puedes usar las de aceite, pero, deben estar lo más limpias posible antes de empezar a llenarlas. 

Ayúdate de una vara para introducir todos los plásticos en la botella, cada vez que lo hagas empuja y presiona con fuerza para que los empaques vayan quedando de manera compacta dentro de la botella, sin espacios. Debido a que, entre más comprimido este el material en la botella, más plástico será reutilizado y menos espacio ocuparán en los centros de acopio.

Qué puede ir y qué no en tu botella de amor:

Guarda las envolturas de tus snacks, mecato, alimentos empaquetados, metalizados o solo de plástico, bolsas de bebidas, pitillos, mezcladores, e.t.c. Es decir. todo tipo de empaques plásticos flexibles de uno o múltiples usos, así como bolsas de leche, carnes y pescados. También, pitillos de plásticos, por ejemplo, mezcladores de plástico, tubos de cremas, cepillos de dientes, mangos de máquinas de afeitar, bolsas de comida para mascotas, envolturas de dulces, tapas de envases y botellas, cubiertos desechables… En fin, cualquier envoltura u objeto desechable, que su mayor componente sea plástico.  

Para introducir estos plásticos en tu botella, no es necesario lavarlos, con eliminar los residuos de comida es suficiente. Sin embargo, para evitar malos olores se pueden enjuagar y dejar escurrir un poco las bolsas de leche, carnes o quesos y otros alimentos refrigerados.

¿Qué no debes introducir en tu botella de amor?

No incluyas empaques ni envases de icopor o de papel aluminio, excepto las envolturas plateadas como las de snacks, chocolates etc. En tu botella tampoco pueden ir cauchos o látex, como bombas, guantes de aseo y quirúrgicos. Así, como objetos de madera o productos de bambú, ni corchos. Tampoco, incluyas elementos de acero o aluminio como tijeras, llaves, pinzas de depilación entre otros. El cuero y materiales sintéticos, las bolsas de té o infusiones, radiografías, esponjas, tetra pack y telas, no pueden ser procesadas como el plástico y no funcionarán para la construcción viviendas y los mobiliarios.

¿Dónde entregarlas?

Puedes entregarlas en diferentes centros de acopio en las ciudades, como centros comerciales y universidades. En Bogotá, por ejemplo, puedes hacerlo en la Universidad de Los Andes y Centro Mayor, entro otros. Encuentra más información en https://botellasdeamor.org/ 

Ahora que sabes cómo hacer un consumo más responsable de tus residuos plásticos, no te olvides de hacer lo mismo con los pitillos plásticos de Festival, porque, aunque sean biodegradables puedes aportar un poco más y tener un consumo más responsable introduciéndolos a la botella, así como con nuestros mezcladores de plástico. Conoce más aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.